Rapote

Aurea mediocritas…

Literatura

Cuando Hollywood cuenta la Historia

En la línea de las películas épicas de su tiempo como Braveheart, Gladiator, Troy (de paso aclaro que esta de Troya me decepcionó totalmente); la película «300« narra, o al menos lo intenta y de forma muy particular, la Batalla de las Termópilas que enfrentó a los dirigidos por el rey persa Jerjes I con los comandados por el rey espartano Leónidas.

Si bien pasa por alto unos cuantos hechos y acontecimientos dejando la rigurosidad histórica bien a un lado y ‘simplificándola’ al extremo, se centra casi específicamente en la batalla mencionada. Primera en que las ciudades (polis) griegas se apoyaron unas a otras.

Atenas apoyó a Esparta y este suceso histórico sustancial la película lo pasa por alto sin que sus realizadores se despeinen… Al igual que el hecho de que Jerjes I quería recuperar terrenos persas que los griegos le arrebataran antes.

O sea que en la batalla que nos ocupa los persas intentaban recuperar lo suyo.

Pero por entonces en Hollywood «los malos de la película» eran afganos, iraníes e irakíes… Así que en esta película los antepasados persas de estos últimos dos también lo son.

Otro pecado de la película, y a pesar de los mencionados este es quizás el mayor, es que en ánimo de magnificar la epopeya -como si hiciera falta- exageraron muchísimo la diferencia entre las fuerzas. De hecho el nombre elegido para el film tiene que ver con el supuesto número de espartanos…

Nos hacen ver más o menos que los espartanos peleaban con una desventaja de 100 a 1 cuando la realidad histórica señala que fue de unos 27 a 1 aproximadamente. ¿¡Les pareció poco mérito!? Tal vez…

300 fueron, estrictamente, los hoplitas. Pero cada hoplita espartano contaba con dos sirvientes que hacían las veces de escuderos en las batallas y, por supuesto, participaban activamente en cada reyerta. Ahí ya contamos unos 900 entonces.

Además, las fuerzas de coalición que se sumaron en su camino a las Termópilas (recordemos que fue la primera batalla en que unas ciudades griegas apoyaron a otra) sumaron como 7.000.

Bueno, siguiendo con la Batalla de las Termópilas y dejando un poco de lado los números… Esta fue la primera de muchas otras batallas que se sucedieron en lo que históricamente se conoce como «Guerras Médicas».

Y dejo de abundar en más detalles para que los que no conocen la historia la descubran por sí mismos y los que no vieron la película no reciban por aquí un spoiler

En la película la calidad de las batallas sí está muy bien lograda y reflejada en pantalla, tanto como el ‘espíritu espartano’ en el campo del honor y sus costumbres de vida, que llevaron a que su gentilicio, ‘espartano’, se convirtiera en adjetivo.

Para pasar un rato entretenido. «Pochoclera» digamos. Pero no va a quedar, pardójicamente, en la «historia del cine». Seguro que no…

@Rapote

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén